libros, películas y actividades agrarias

Como estamos en los días de cine de nuestra biblioteca hemos rebuscado aquellas películas que comenzaron siendo un libro y que además toquen el corazoncito de la FP. Es decir,  obras que recojan aspectos de la vida en el medio rural, los trabajos agrarios, la jardinería, la flora y la fauna, los recursos naturales…Esto es lo que hemos encontrado. ¿Conoces algún ejemplo más? ¡Coméntalo!

El hombre que plantaba árboles. Película de animación sobre el libro del mismo título de Jean Giono.http://www.pinetum.org/GionoES.htm

Hacia rutas salvajes (Into the wild) (2007) Dirigida por Sean Penn. Guión basado en el libro del mismo título de Jon Krakauer.

hacia_rutas_salvajes1.jpg

Dersu uzala. El cazador (1975). Título de un libro escrito por Vladímir Arséniev. La película, de Akira Kurosawa.

El río que nos lleva. Jose Luis Sampedro.El guión de la película, de 1988, dirigida por Antonio Del Real, está escrito por José Luis Sampedro y Antonio Larreta.

Los santos inocentes es una película española de 1984 dirigida por Mario Camus, basada en la novela homónima de Miguel Delibes y ambientada en un cortijo de Extremadura en la década de 1960.

La película Memorias de África (Out of Africa, 1985) está basada en el libro autobiográficoMemorias de África de la escritora danesa Isak Dinesen, adaptado por el guionista Kurt Luedtke junto con fragmentos de otras obras de Dinesen, especialmente Sombras en la hierba.

El oso (1988) es una película del director francés Jean-Jacques Annaud. El guión fue creado por Gérard Brach basándose en la novela The Grizzly King del escritor James Oliver Curwood.

Desde el jardín (Being there) publicado en 1971,  del escritor de origen polaco Jerzy Kosinsky, fue llevado al cine en 1979 en una película protagonizada por Peter Sellers y dirigida por Hal Ashby.

desdeeljardin1.jpg

bajo este sol tremendo

bajo_este_sol.jpg

Como ya saben, entre las cosas que más alimentan nuestro ego estratosférico está, por ejemplo, robarle cuadro a cualquier robaperas televisivo tomado de su brazo o publicar (que no necesariamente escribir) un libro. El mérito, digamos, pasa a un segundo o tercer plano, o se interpreta de forma errónea, asimilándolo con el triunfo o la potra descarada. A todo esto nos tiene demasiado acostumbrado el mercado editorial, a veces tan escaso de novedad e imaginación que muchos regresan fatigados al novelón del XIX, rescatando de los anaqueles a viejos narradores con oficio, ajenos (los más) a pretensiones fatuas de ventas y laureles. Pero hay que resistir, compañeros. Un buen lector se forma bateando toneladas de grava hasta toparse, por ejemplo, con “Bajo este sol tremendo” (ANAGRAMA, 2009), aunque su autor, el argentino Carlos Busqued, no sea Dovstoievsky. Ni falta que le hace. Atrapados en el bochorno opresivo de un universo casi vacío, la media docena de personajes que Busqued selecciona para la puesta en escena son suficientes para trabar una historia sórdida, que se resuelve párrafo a párrafo, línea a línea, en forma de volutas anecdóticas que casi nos hacen olvidar que este desparrame narrativo ha de conducirnos a un final que se intuye explosivo. El ritmo de la lectura deja sin aliento: no hay tiempo para valorar la baja catadura de los protagonistas, tan sucios y moralmente desmañados que el mejor de ellos podría ser, de largo, el próximo ganador de “Gran Hermano”. No les vamos a resumir el argumento. Ustedes se agarran al libro y lo descubren solitos: la historia en sí forma parte del lote. Únicamente les advertiremos que los diálogos, que en ocasiones rozan lo sublime, se desarrollan en una suerte de jerigonza local que contribuye brillantemente a entallar los personajes con pelos y señales. Sírvanse, pues, consumir una novela ágil, imaginativa, esencialmente divertida y muy bien escrita que nunca será un beséler… a menos que ustedes se empeñen.

persépolis

El cómic Persépolis es un ejemplo de conjunción perfecta cine-arte-literatura, en el que el talento de la autora determina la calidad de todas sus producciones. Si la lectura de la iraní Marjanne Satrapi nos acerca como nadie a la opresiva realidad de los regímenes islamistas, su traducción cinematográfica se recrea aún más en las posibilidades expresivas de su dibujo, sirviéndose de un guión que respeta en lo esencial el texto de la obra original, pero que se adapta como un guante al nuevo formato animado. En el caso de Persépolis, es difícil decantarse por el libro o la película. Lo mejor es disfrutar consecutivamente de uno y otra y dejarse de zarandajas. Biblioluces te puede facilitar el acceso al cómic, y aunque también vamos a comprar la película, te recomendamos fervientemente que te la regales. Merece la pena tenerla.

25 de noviembre: día internacional contra la violencia de género

ibamos-a-ser-reinas.jpg

El próximo miércoles 25 de noviembre se “celebra” el día internacional contra la violencia de género, un día para denunciar la terrorífica situación en la que viven miles de mujeres, y no hay que ir muy lejos para encontrarlas, puede que en tu mismo barrio, calle o portal, una mujer y sus hijos estén viviendo la violencia física y psíquica que supone que tu propio padre o marido sea también tu carcelero y torturador.

Desde la biblioteca queremos recomendarte la lectura del libro “Íbamos a ser reinas” donde la periodista y escritora asturiana Nuria Varela, desmenuza a través de vivencias reales de mujeres, el complejo entorno de la denominada violencia de género.

¿Y por qué este día? porque el 25 de noviembre de 1960 en la República Dominicana, el dictador Trujillo, mandó asesinar por oponerse a su dictadura, a las tres hermanas Mirabal. Cuando iban a visitar a sus maridos a la cárcel, fueron interceptadas por la policia secreta, llevadas a un cañaveral y torturadas hasta morir , más tarde, sus cuerpos molidos a golpes, fueron  colocados en un coche que sus asesinos despeñaron para simular un accidente.

Para el movimiento popular y feminista de la República Dominicana historicamente estas mujeres han simbolizado la lucha y la resistencia y por eso en el I Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe (Bogotá julio de 1981) se eligió este día para denunciar la violencia de género a nivel doméstico y la violación y el acoso sexual a nivel de Estado.

en el festival

cine_gijon.jpg

Ya es tradición acudir al Festival de Cine de Gijón y darnos un paseo por la sección Enfants Terribles, donde casi siempre hay algo para nosotros. Este año vimos Zombie Girl, una especie de “cómo se hizo”, donde la protagonista es una joven directora de 12 años que  relata cómo se las apañó para realizar una película de terror casera: Pathogen. La verdad es que nosotros hubiéramos preferido ver el resultado que el cómosehizo, que se nos antojó un poquitín pesado. No obstante quedó bien patente que con una pizca de instinto, un mucho de vocación y la ayuda de tu madre, cualquier estudiante de la ESO está en condiciones de rodar una película de bajo presupuesto tan mala como cualquiera otra de corte profesional y subvencionada a todo pasto por el ministerio o la consejería del ramo. Este año, los organizadores del festival han querido llamar la atención sobre las muchas profesiones que a su alrededor concita la realización de una película: actores, directores, guionistas, decoradores, cámaras, maquilladores, músicos, técnicos informáticos, comerciales, dobladores… donde cada uno asume lo que le toca como si de una gran orquesta polifónica se tratase. En nuestro caso, y por aquello de que está siendo objeto de análisis en la biblioteca, nos interesamos más por novelistas y guionistas, los padres de la historia, sustento básico de lo que posteriormente se narrará en la pantalla; aunque siempre es posible que la más grande epopeya se malogre en manos de un realizador torpe e insulso que, al igual que Emily Hagins, desoyó en su momento las valiosas recomendaciones de su mamá…