enganchados

Bueno:  la idea está bien. Quizá sobren las risas de fondo. El vídeo denuncia un hecho que, pese a ser bien conocido por todos, es generalmente ignorado por los medios y ocultado por las autoridades: grupos de jóvenes incontrolados se reúnen de forma clandestina para leer salvajemente y en silencio. Según la Organización Mundial de la Salud, la lectura indiscriminada provoca anualmente miles de casos de activación intelectual y otros tantos de adicción a la fábula, algo de lo que se aprovechan los grandes y pequeños proveedores de literatura, que se reparten un pastel de millones de euros. De inadmisible se puede calificar la permisividad con la que actúan dichos grupos, que ante la pasividad de las consejerías de educación y cultura, editan impúdicamente materiales destinados al público infantil, colectivo indefenso cuyos miembros todavía no están en condiciones de decidir qué les gusta más: si las maravillosas maquinitas electrónicas que proporcionan un sinfín de satisfacciones o el libro ilustrado, un producto sintético que emula el componente altamente adictivo de revistas y cómics, y que en las bibliotecas se expende gratuitamente entre la chavalería, con aviesas intenciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s