Sherlock Holmes en el cine

En entradas anteriores hablábamos de Serlock Holmes y su “vida” en papel, ahora vamos a centrarnos en su paso por el celuloide. Nada menos que 207 películas, otras tantas obras de teatro y más de una decena de series de televisión han resucitado una y otra vez a esta mítica figura.

La primera aparición cinematográfica basada en Sherlock Holmes vio la luz en 1900, aunque no fue registrada hasta 1903. Se titulaba ‘Sherlock Holmes Baffled’ y era una grabación de un minuto de duración rodada en un ático de Nueva York en la que un ladrón, con saco al hombro, era sorprendido por el archifamoso sabueso. La cinta se realizó a modo de “gag” como una cortinilla publicitaria para promocionar unos proyectores de la época.

En la época del cine mudo, una de las adaptaciones más destacadas es la que lleva el título de Sherlock Holmes and the Great Murder Mystery, una producción estadounidense de 1908. Lo anecdótico de este filme es que el argumento no se basó en los textos de Doyle, sino en Los crímenes de la calle Morgue de Edgar Allan Poe.

En la misma década se comienzan a producir en Dinamarca una serie de películas sobre Holmes. En total fueron 13 las películas protagonizados por el detective. A partir de 1913, la productora danesa tuvo que cambiar el nombre del personaje por el del profesor Locksley, ya que Conan Doyle vendió los derechos de su obra a una empresa francesa.

Desde que Doyle vendiera los derechos a esta productora, se comenzaron a realizar una serie de películas en coproducción con el Reino Unido, aunque posteriormente, los ingleses acapararían el total de la producción.

Siguiendo el hilo cronológico y como nota curiosa, destaca la interpretación que hizo John Barrymore, abuelo de la actriz Drew Barrymore, quién encarnó a Holmes en una cinta muda de 1922. Anteriormente, el hermano del prestigioso director John Ford, Francis Ford protagonizó en 1914 “Estudio en escarlata”, una adaptación de la Universal [productora que, en la década de los cuarenta, inició una serie de películas sobre Holmes encarnadas por Basil Rathbone (Holmes) y Nigel Bruce (Watson)]. Rathbone rodó junto a Bruce 14 películas, al principio la trama se centró en el III Reich (por la situación geopolítica de la época) como enemigo del detective, aunque más tarde los malvados se normalizarían hasta llegar al canon hoy conocido.

Otro actor que dejó huella con su interpretación de Sherlock Holmes fue el norteamericano William Gillette en 1916, quien adaptó al cine una obra de teatro escrita por el propio Doyle (en esta cinta aparece un joven Charles Chaplin). La actuación de Gillette ayudó a configurar la imagen que hoy tenemos del personaje y es aquí donde se escucha por primera vez la famosa frase “Elemental, querido Watson”, que Doyle nunca usó en sus relatos.

Pero quizás el mejor actor que dio vida a Holmes fuera Peter Cushing en “El perro de Baskerville”(1959) que fue además la primera película en color sobre el detective, pero aún así fue un fracaso comercial.

El testigo lo cogió Christopher Lee en 1962 en una coproducción entre Alemania, Francia e Italia titulada El collar de la muerte. En esta cinta la nota de color la ponía el final de la película, en el que se hacía alusión a Jack el destripador, nuevo enemigo de Holmes. Estudio de terror (1965) interpretada por John Neville, es la primera película en la que vemos un enfrentamiento directo entre Holmes y el psicópata carnicero.

Cinco años más tarde es Billy Wilder quien versiona al detective en La vida privada de Sherlock Holmes (1970), en la cual el genial director da un toque cómico sugiriendo una relación homosexual entre Sherlock y Watson.

Después de esta divertida versión, le siguieron otras a cada cual más peculiar. “Elemental doctor Freud” (1970) retrataba, con reparto de lujo (Laurence Olivier, Robert Duvall, Nicol Williamson) a un Holmes que acudía al padre del psicoanálisis en busca de ayuda por su adicción a la cocaína.

La siguiente adaptación merecedora de mención aparece en 1978, cuando Bob Clark dirige “Asesinato por decreto” en la que se vuelve a ver un cara a cara entre Holmes y Jack el destripador. Christopher Plummer y James Mason encarnaban el mítico dúo cinematográfico.

En 1986 se rueda “El secreto de la pirámide”, de Barry Levinson, una cinta que muestra la juventud del detective y su amistad con Watson, además de su enfrentamiento con el peor de sus enemigos el Dr. Moriarty.

La Disney también adaptó a su terreno las aventuras del detective y en el mismo año que “El secreto de la pirámide”, lanzó “Basil, el ratón superdetective”. Esta película de animación se centraba en las aventuras de dos ratones detectives que viven en el mítico apartamento del 221B de Baker Street donde escuchan como Holmes y Watson comentan sus complicados casos.

Pero todavía estaría por aparecer una de las mejores interpretaciones en el cine del detective con pipa. Michael Caine y Ben Kingsley se metían en la piel de los dos personajes en “Sin pistas” (1988), cuyo director fue Thom Eberhardt.

Pasarían trece años hasta que apareciera otra nueva versión, esta proveniente de Brasil basada en una novela llevada al cine por Miguel Faria e interpretada por el actor Joaquim de Almeida.

Ahora es el director Guy Ritchie, quien de la mano de Robert Downey Jr. (Holmes) y Jude Law (Watson), lleva al cine quizá la versión más fiel a los relatos de Conan Doyle, aunque adapatada a los gustos actuales, con lo que prima la acción frente a la historia.

Anuncios

naturalmente leyendo… y sin un duro

Hace unas semanas te incitábamos a la compra de libros en páginas web con una oferta muy apetecible para los “agro-técnicos”. Hoy nos sentimos más influenciados por la crisis y la contención del gasto y vamos a sugerir una alternativa económica, bueno más que económica, gratuita. Por supuesto, lo primero deberías  venir a echar un vistazo a nuestra Biblioteca, tu  Biblioteca, y ver si hay algo de tu agrado. Pero si prefieres pasar el recreo comiendo el bocata y de tertulia y dejar la búsqueda de algo para leer para otra ocasión, atiende:

www.mapa.es/es/ministerio/pags/plataforma_conocimiento/biblioteca_virtual.htm

La Plataforma de conocimiento para el mundo rural y pesquero, en su Biblioteca Virtual, ofrece revistas electrónicas  y revistas en pdf, Hojas divulgadoras, artículos, libros digitalizados. Se pueden seleccionar siguiendo distintos criterios como temas, autor y fecha de publicación.  Algunas de las revistas disponibles son  Fertilidad de la tierra: Revista de agricultura ecológica, Ecosistemas, Horticultura, Vida Rural y Mundo Ganadero.

A continuación tienes algunas portadas de las Hojas Divulgadoras del año 2007 que puedes encontrar, íntegras, en esta Biblioteca Virtual de Agricultura del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Holmes, Sherlock

sherlock_holmes_p.jpg

Sherlock Holmes, aunque algunos no lo creáis, es un  personaje ficticio creado en 1887 por Sir Arthur Conan Doyle y protagonista de una serie de 4 novelas –Estudio en escarlata(1887), El signo de los cuatro o la marca de los cuatro (1890), El sabueso de los Baskerville (1902) y El Valle del Terror (1915)- y 56 relatos reunidos en lo que se llama elCanon holmesiano y que fueron publicados en su mayoría por The Strand Magazine. Todos lo asociamos a un gabán, un sombrero de caza y a una pipa,  pero ¿qué más sabemos de él?

180px-sherlock_holmes_pipe_hat.jpg

William Sherlock Scott Holmes, nació un 6 de enero de 1854, su padre era un hacendado inglés y su madre descendía de una estirpe de pintores franceses, tiene un único hermano siete años mayor,  Mycroft, que trabaja como asesor del gobierno inglés.  Holmes cursó sus estudios universitarios en la universidad de Oxford y tras su graduación, se alojó cerca del Museo Británico para poder estudiar las ciencias necesarias para el desarrollo de su carrera profesional (botánica, química, anatomía y leyes), es un virtuoso del violín (un Stradivarius que toca a horas intempestivas) además de un excelente boxeador y un maestro en el arte del disfraz. Conoce a Watson en 1881, en el Hospital Saint Bartholomew y juntos viven en el 221B de Baker Street, en Londres. Su gran enemigo es el profesor Moriarty; rehusó el título de sir, pero aceptó la Legión de honor y tras una carrera de 23 años, de los que Watson compartió 17 con él, Holmes se retiró a Sussex, donde se dedicó a la apicultura. Posteriormente a su jubilación como detective, dedicó dos años a preparar una importante acción de contraespionaje poco antes del inicio de la Primera Guerra Mundial y su pista se perdió a partir de 1914.

200px-paget_holmes.png

Experiencia profesionalComenzó su carrera de detective a los 24 años, en 1878. Pero fue en 1882 cuando se asoció con el Doctor Watson para trabajar. Sólo entre 1878 y 1889 investigó unos 500 casos de “importancia capital”. Hasta 1891 se dedicó a desenmascarar la organización criminal del Profesor James Moriarty, y que acabó con la muerte de éste último. En 1894, tras tres años sin ejercer, vuelve al servicio, recibiendo la Legión de Honor ese mismo año por el arresto de Huret, el asesino del bulevar en París. Entre 1894 y 1901 llevó cientos de casos más y es en esta época cuando Watson logró quitar a Holmes de su adicción a la cocaína. Entre 1903 y 1904 empezó su retiro en Sussex, revisando los registros de casos y destruyendo aquellos que pudieran comprometer a clientes de la alta sociedad. La proximidad de la guerra de Alemania, sin embargo, hizo que pusiera su sorprendente combinación de habilidades prácticas e intelectuales al servicio del gobierno ofreciendo mucha información falsa a los alemanes y logrando el arresto del espía prusiano Von Bork.Sherlock Holmes ha sido vencido alguna vez, según ha declarado – “He sido vencido 4 veces: tres por hombres, y una vez por una mujer“.

200px-sherlock_holmes_portrait_paget.jpg

el secreto de Archimboldo (y 2)

libros_jacobo_fernandez.jpg

Segunda parte de la interesante entrevista que mantuvimos con el escritor e ilustrador gallego Jacobo Fernández Serrano, autor de todos estos libros que veis más arriba. Buscadlos por la biblioteca y no os demoréis en la entrega, que hay gente esperando…

  • Las nuevas tecnologías, ¿han beneficiado o perjudicado al mundo de la ilustración?

No hay duda: todos son beneficios. Tocaré tres aspectos. El primero ya lo hemos comentado, como herramienta artística con la que se puede dibujar, colorear, pintar de mil maneras distintas. Otro aspecto importante es como medio de comunicación con clientes. Antiguamente había que enviar los originales de las ilustraciones por correo (con el consiguiente retraso y riesgo) o desplazarse a la editorial. Hoy en día se envían por e-mailarchivos informáticos. Y un tercer aspecto promocional: los ilustradores pueden tener sus webs o blogs en los que mostrar su trabajo instantáneamente a cualquier lugar del mundo, en los que anunciar sus presentaciones o sus nuevos proyectos. Lo cual es fundamental para contactar con clientes, compañeros ilustradores o aficionados. Internet es, además, una fuente de documentación infinita. Muchas veces los ilustradores necesitamos buscar imágenes de algo que tenemos que ilustrar. Imaginemos que tengo que dibujar en un cómic a un personaje vestido del siglo XVIII, y que no se qué tipo de ropa se usaba en aquella época. Antes recurriría a enciclopedias y bibliotecas. Ahora está google…

  • ¿Les recomendaría a nuestros chicos y chicas con inquietudes creativas formarse como ilustradores? ¿Qué cualidades deberían cultivar?

Sí, por supuesto. La ilustración hoy en día es un campo en el que caben múltiples posibilidades de trabajo. Desde trabajar en publicidad, trabajar en la industria de la animación y del cine (realización de story boards), en  la industria de los videojuegos, en el campo editorial, bien en ilustración infantil, o científica, o periodística, o, por supuesto en el campo del cómic, superhéroes, manga, humor gráfico, etc. Hay muchas posibilidades, que incluyen la pintura de murales, grafitti, ilustración para textil (camisetas, etc), para tablas de surf, skate, snow, etc. En fin, allí donde haya un dibujo, es que detrás hay un ilustrador.

  • Teniendo en cuenta que se trata de un trabajo de creación que requiere oficio y dedicación, a los chicos les cabe la duda: Los autores jóvenes, ¿pueden vivir de la ilustración o es necesario combinarlo con otras ocupaciones?

En fin, depende de cómo te vaya. Hay quien vive bien y hay quien debe combinarlo con otras ocupaciones. El panorama es muy amplio y el mercado es el mundo entero. Hay mucha gente joven en España que vive muy bien dibujando cómics de superhéroes para laMarvel o la DC. Y también hay un gran número de comiqueros que desarrollan una obra de autor con otras inquietudes y menor repercusión popular y menores ventas, lo cual no les permite vivir de ello. Creo que hay de todo, y que hay que intentarlo. Aviso: si la intención es forrarse, es mejor buscarse otra profesión. Por otro lado el conseguir vivir de algo que te gusta, aunque sea humildemente, no tiene precio.

  • Estamos seguros que eso de ser dibujante y escritor es un gusanillo que le empieza a picarle a uno de bien pequeño… ¿A quién leía cuando iba al instituto?

Siempre he disfrutado mucho leyendo. Estaban los libros del programa académico: La CelestinaEl QuijoteEl LazarilloFlor Nueva de Romances Viejos, El Cantar del Mio Cid… Eran libros en principio obligados, que mucha gente los cogía con antipatía, no era mi caso. Para mí esas lecturas “obligadas” fueron de lo más importante y crucial que me han aportado mis años de estudiante. Pero también leía El Hobbit, El Conde de MontecristoLa historia interminable. También literatura Gallega: Cunqueiro yRosalía. Y, por supuesto, muchos comics, superhéroes; manga no, porque en aquella época aún no se había introducido en España como ahora, El teniente Blueberryel Principe ValienteAsterixTintínRichard Corben, revistas de terror, de ciencia ficción…

  • Y, por último, recomiéndenos algo para nuestra biblioteca…

Un cómic: Little Nemo de Winsor Mc Cay. Uno de los primeros clásicos del siglo XX, una obra maestra de dibujo e imaginación. Un libro: Estos días estoy releyendo “El maravilloso viaje del pequeño Nils” de Selma Lagerlöf. Un superclásico de la literatura infantil y juvenil. Y por supuesto: “El Conde de Montecristo” de Alejandro Dumas. Es un recomendación que nunca falla.

el secreto de Archimboldo

archimboldo.jpg

Continuando con el empeño de conocer un poco más de nuestros autores favoritos, nos pusimos en contacto con el escritor e ilustrador gallego Jacobo Fernández Serrano. Su encantador personaje Archimboldo Roque inspiró al grupo Mercuri((o)) una pequeña dramatización de su “Romance de los tapadillos“, que ya incluimos en su momento en este blog. La proximidad, disposición y amabilidad de Jacobo nos ha permitido indagar en el proceso creativo de un escritor que dibuja (o si se prefiere, de un dibujante que escribe)  a través de una entrevista muy muy interesante que queremos compartir con vosotros y que, como es habitual, publicaremos en dos entregas.

  • ¿Cómo llega alguien a convertirse en ilustrador de libros?

Un ilustrador es un lector que dibuja. O un dibujante que lee. Nací dibujante en una casa llena de libros. Y cuando nací ya había un comiquero en casa: mi hermano mayor, que también se dedica al asunto. Creo que soy ilustrador porque soy un dibujante que ama los libros y los comics. En el caso práctico, para ser ilustrador hay que prepararse una carpeta de muestras de los dibujos que uno es capaz de hacer y con esa carpeta hay que recorrer las editoriales hasta encontrar una en la que tu trabajo guste y quieran hacerte un encargo. Y hay que intentar que en ese primer trabajo encuentren motivos para encargarte un segundo y un tercero…

  • Vemos que trabaja con mimo los textos y el dibujo… ¿Cuál demanda más trabajo? Descríbanos brevemente cuál es el proceso creativo de un ilustrador como usted.

En cantidad de horas gana el dibujo. En intensidad y concentración gana la escritura. Me explico: dibujando paso muchas horas, pero son horas en las que uno escucha música o la radio, en las que pueden aceptarse las interrupciones y estar con un pie en la vida real. Sin embargo al escribir, aunque en si me lleve menos horas, son horas en las que necesito concentración y silencio. En las que una interrupción es un desastre, en las que no me entero de lo que ocurre a mi alrededor. En esas hora intento atrapar ideas que revolotean a mi alrededor. Tengo que esperar a que quieran posarse en mi cabeza, y a que quieran permanecer allí un rato para que pueda anotarlas. Y si estan otro rato más suelen traer amigas. Y si alguien abre la puerta de repente, o suena el teléfono, la bandada se esfuma en cuestión de segundos.

  • ¿Usa el ordenador en sus dibujos o sigue siendo fiel a los procesos tradicionales?

Mitad y mitad. Dibujo a lapiz sobre papel. Entinto también en papel con tinta china y pincel o plumilla. Esa página entintada en algunas ocasiones (las más si se trata de comics) la escaneo y coloreo en el ordenador utilizando el famoso photoshop. Otras veces aplico el color con métodos manuales: acuarela y acrílico casi siempre.

  • Nuestra percepción es que la calidad de la ilustración entre las cosas que se publican es muy alta. Se han vuelto a ilustrar los libros de siempre con el mimo de antaño. ¿Por qué ese resurgir de la ilustración y, sin embargo, el declive de la historieta?

Discrepo. El cómic está en España está en un momento de expansión y crecimiento. Su presencia en los medios de comunicación aumenta, se incrementa el interés de nuevos lectores que se acercan al medio. Proliferan los salones y jornadas. Aumentan el número de editoriales interesadas en publicar autores españoles. Incluso institucionalmente se ha creado el premio nacional de cómic, aumentando así la consideración que a este arte se tiene dentro del panorama cultural. Es cierto que aún estamos muy lejos de países como Francia, USA o Japón… Cierto. pero la tendencia actual es positiva. Es hacia arriba.

  • Hemos visto que ha ilustrado obras como “El hombre que plantaba árboles”, un libro al que le dedicamos una atención especial hace unos meses en nuestra biblioteca. ¿Qué obras clásicas le gustaría ilustrar a usted personalmente, y por qué?

Difícil. Creo que cualquiera de los cuentos de GrimmCaperucita Roja, por ejemplo, el cuento por excelencia: hermoso y brutal a un tiempo. Son imágenes y personajes que se te quedan grabadas desde pequeño, de tan pequeño que parece que ya naciste con el cuento en la mente. Y además es un misterio. Es un cuento misterioso y poético, como si encerrara un enigma. Ilustrarlo sería otra forma nueva de volver a leerlo y a vivirlo. (Continuará)