correspondencia

Conservamos con cariño las cartas y mensajes que intercambiamos, allá por el año 2006, con el maestro Don Miguel Delibes. Los documentos autógrafos del escritor castellano, que con su letra cruda y angulosa nos acercaron al alma de su producción literaria, adquieren ahora un valor sentimental apoyado en  la ausencia, inevitable, sí; pero no por ello menos lamentada.

Hasta hace relativamente poco tiempo (aunque tendremos que remontarnos algunas décadas antes de vuestro nacimiento), escritores, científicos, cineastas, políticos e intelectuales intercambiaban pareceres a través de interminables cartas en las que daban cuenta de inquietudes, hallazgos o proyectos, combinando el discurso formal con sus peripecias vitales y los “chismes” de la época. El algunos casos, los herederos de los receptores les jugaron una mala pasada y consintieron en publicar textos que los autores nunca proyectaron difundir; en otros casos, se dejaron instrucciones a los albaceas para que a su muerte hicieran pública la correspondencia personal y, con ella, todo aquello que en vida les hubiera ruborizado comentar. Pero lo que no cabe duda es que toda esa producción tiene un interés intrínseco, no solo por sus dimensiones literaria, científica o histórica, sino por lo reveladora que puede ser de la catadura moral e intelectual de sus autores.
Adjuntamos aquí un interesante ejemplar del género en cuestión: Las relaciones y cartas de Cristóbal Colón, con la recomendación que se lea la página 22, donde el propio descubridor desvela, como quien no quiere la cosa, que fue él mismo el que intuyó antes que nadie la proximidad de la costa americana y cómo, merced a este dudoso testimonio de auto reconocimiento, el pobre Rodrigo de Triana (el que gritó aquello de “tierra a la vistaaaaaa” o su equivalente) se quedó sin los prometidos diez mil maravedíes para aquel que primero avistara tierra firme. Eso sí: Colón consintió en que, al menos, se quedara con el jubón de seda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s