la naturaleza la lía parda

img524.jpg

DE FOCAS DALTÓNICAS Y ALCES BORRACHOS Caprichos y defectos en el plan general de la naturaleza. JÖRG ZITTLAU (Ed. PLANETA)

Leonardo da Vinci (1452-1519) lo tenía muy claro: “en la naturaleza no existe el error; has de saber que el error está en ti”. Pues parece que este genio universal no estaba en lo cierto, en la naturaleza hay errores, algunos tan graves, que ponen en peligro la supervivencia de muchas especies. En este libro de título tan sugerente DE FOCAS DALTÓNICAS Y ALCES BORRACHOS, Jörg Zittlau hace un repaso a estos “defectos” que simplemente por puro azar, no han acabado con sus desdichados portadores.

img521.jpg

Así por ejemplo nos explican, que el característico caminar de los pingüinos es un hándicap para ellos. Su cuerpo está diseñado para nadar no para andar. Sus patas son demasiado cortas, y para moverse en tierra, el pingüino necesita el doble de energía metabólica que otros animales terrestres de volumen similar, lo que se traduce en que no pueden recorrer largas distancias. El problema reside, en que para aparearse, poner sus huevos y criar su nidada, necesitan pasar en tierra largas jornadas y caminar. En enero de 2002 las autoridades de Nueva Zelanda dieron la voz de alarma porque temían que más de 20000 pingüinos jóvenes murieran, ya que habían quedado aislados de sus padres por más de 20 Km de hielo (distancia demasiado grande para que un pingüino adulto la recorra a pie, perdón… a pata). Al final de ese año, la tasa de supervivencia de los jóvenes pingüinos fue de entre un 2 – 5%. Esto significa que si el problema del movimiento de las capas de hielo se repite con frecuencia, los pingüinos se verían en grave peligro de extinción.

img522.jpg

Pero también descubrimos  a unas curiosas hormigas que viven en las selvas tropicales de Malasia. El lugar elegido para construir su hogar es el tronco hueco de árboles de ribera (vamos, que viven al lado de los ríos). Un lugar idílico para vivir, excepto en la época de lluvias, cuando los ríos se desbordan e inundan todo (incluido el hogar de las hormigas); y ¿qué hacen nuestras simpáticas amigas?, ¿huir?, ¿subir a lo más alto de los árboles?, ¿llamar a los bomberos…?.¡BEBEN!. ¿Para olvidar quizás?  Pues no, beben el agua que entra en su casa y luego lo orinan a unos centímetros de la entrada de la colonia. Una técnica tan espectacular como inútil ya que muchas mueren de agotamiento o simplemente ahogadas.Y aún hay más historias curiosas protagonizadas por: koalas gourmet, canguros con poco cerebro, abejorros obesos, leones sin melena, guepardos demasiado rápidos …yHomo sapiens que tiene tantos defectos o más que el resto de las especies.

img523.jpg

Un libro muy interesantes para lectores de 9 a 99 años que tengan curiosidad por averiguar lo que ocurre a su alrededor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s