la biblia de gutenberg

Es uno de los libros más bellos que jamás se hayan impreso. No fue el primero, pero sí el que sirvió para difundir el nuevo invento de la imprenta por el considerable número de copias que salieron al mercado. A su valor histórico se le unen el detalle y exquisito acabado: fue iluminado y delicadamente rubricado por sus autores. La razón es que los impresores, incluido Gutenberg, imitaron la obra de los pacientes calígrafos medievales, que hasta entonces habían copiado los libros a mano, posiblemente con la intención de vender los volúmenes a mayor precio. Por eso los incunables  -todos libros impresos hasta el año 1500- son prácticamente iguales a los confeccionados con punzón, cálamo y piedra pómez. Traemos a la biblioteca virtual de Biblioluces nuestro propio tomo, conformado por páginas sueltas pertenecientes a los dos ejemplares (uno en papel y otro en pergamino) conservados en la British Library. No podremos oír el crujido de los folios entre nuestros dedos, pero sin más esfuerzo que el de manejar el ratón con pericia, podremos admirar la extraordinaria traza de un libro irrepetible.

Abrir LA BIBLIA DE GUTENBERG

Anuncios

Un comentario sobre “la biblia de gutenberg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s