quiero pedirles que lean…

Hace poco tiempo que nos dejaba Ernesto Sábato. En nuestra pequeña biblioteca hay estos días un ruego insistente que el escritor argentino dirigía a los jóvenes: Leer les agrandará, chicos, el deseo, y el horizonte de la vida. Siguiendo su consejo, me pregunté: ¿Por qué leer? ¿Para qué leer? Y casi sin darme cuenta, estaba intentando encontrar una respuesta. Mi contacto con las historias de piratas no vino por el capitán Jack Sparrow, protagonista de la famosa saga de Piratas del Caribe. Me aficioné a ellas siguiendo las aventuras del joven Jim Hawkins y de un viejo bucanero llamado John Silver, embarcados en la Hispaniola, a la búsqueda de un tesoro… Recuerdo enfrascarme en la lectura de “La isla del tesoro” en las mañanas del verano en el que tenía doce años. Aún en la cama, recibiendo las primeras luces del día a través de la ventana, y engañando al estómago que ya pedía desayunar.Por un tiempo yo era el joven Jim y me enfrentaba a peligrosos piratas tras la pista de un cofre lleno de doblones de oro, en una isla desierta del Caribe. Y mientras, en mi mente sonaba esta vieja canción: Quince hombres sobre el baúl del muerto… ¡Yujujú, y una botella de ron!Quince hombres sobre el baúl del muerto… ¡Yujujú, y una botella de ron!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s