bajo el influjo de jon bilbao (segunda entrega)

Continuamos con la entrevista que le hicimos a Jon Bilbao, con reto incluido.

 

  • No hay duda de que su prosa cautiva. Tiene un algo que atrapa, que seduce desde la primera línea, que a la vez desconcierta por su aparente sencillez… De entrada parece un buen comienzo para alguien que busca un estilo propio… ¿Cree que ya lo ha encontrado?

No. La del estilo es una búsqueda continua. Nunca hay que decir: ya lo he conseguido, ya sé hacerlo bien. Eso sería el fin, sería empezar a repetirse.

  • Observamos que en el relato corto abundan las producciones en las que la historia, la buena historia, está ausente… en otras palabras: que echamos en falta el propio “cuento”. ¿Falta de imaginación o una perversión de la modernidad?

 Las dos razones y muchas otras. Pero un relato no tiene que seguir necesariamente la estructura: planteamiento, nudo y desenlace, ni tener una trama y unos personajes al uso. Los experimentos son necesarios, todos sacamos provecho de ellos, incluso de los fallidos.

  • Se dice que a John Cheever le expulsaron del colegio por fumar y que eso determinó, para bien, su futuro como escritor. ¿Es cierto que la rebeldía está en el origen de un buen narrador?

Yo más bien diría que el origen reside en la insatisfacción, que a su vez puede generar rebeldía.

  • En la mayoría de las entrevistas le preguntan sobre sus referencias literarias, y sus recomendaciones al respecto. En nuestro caso, vamos a invertir los términos: ¿qué libros o autores desaconsejaría a un adolescente que está reuniendo su propia biblioteca?

No le desaconsejaría ninguno. Que lea lo que más le apetezca. El tiempo, con un poco de suerte, irá refinando su gusto.

  • Y para terminar, le vamos a pedir algo que no sabemos si es muy ortodoxo: El comienzo, el pié, la primera línea de un relato cualquiera, comprometiéndonos a que nuestro equipo de creadores dotará de piel y entrañas al pequeño embrión hasta su alumbramiento. Entonces solo nos quedará regalársela con todo cariño por su paciencia y amabilidad.

“La pasada noche la vi arrastrarse por la playa.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s