los viajes de gulliver

los viajes de gulliver en cómic

¿En qué estábamos? ¡Ah, sí! De libros y literatura ¿verdad? Pues allá vamos: Si hay alguien que dude sobre la posibilidad de viajar a otras dimensiones (nunca mejor dicho) le recomendamos que se lea Los viajes de Gulliver, el fantástico relato de aventuras recogido por el intrépido (a su pesar) viajero Lemuel Gulliver, alter ego del irlandés Jonathan Swift, que como curiosidad os diremos que es el creador del nombre Vanessa. Por todos son conocidas sus andanzas en el reino de los pequeñitos (Liliput) y de los grandotes (Brobdingnag), y menos las visitas a los reinos de Laputa y a nuestro favorito, el país de los Houyhnhnms, una especie de caballos parlantes a quienes Gulliver asombra con su gracia e inteligencia. A los aficionados al séptimo arte no les costará encontrar semejanzas entre esta aventura y el remedo de “El Planeta de los Simios” de Pierre Boulle, que dio lugar a la famosa versión cinematográfica dirigida por Franklin J. Schaffner. Hoy día, las celebérrimas aventuras escritas por Swift hace casi tres siglos siguen inspirando numerosas creaciones, entre las cuáles está la pésima película de Rob Letterman.

“La palabra houyhnhnm, en su lengua, significa caballo, y por su etimología, la perfección de la Naturaleza. Dije a mi amo que me encontraba en gran apuro para expresarme; pero adelantaría lo más de prisa que pudiese, y esperaba poder decirle maravillas en breve plazo. Se dignó encargar a su propia yegua, sus potros, sus crías y los criados de la casa que aprovecharan todas las ocasiones de enseñarme, y todos los días se imponía él igual trabajo durante dos o tres horas. Varios caballos y yeguas de calidad del vecindario venían con frecuencia a nuestra casa, atraídos por la fama de un yahoo maravilloso que hablaba como un houyhnhnm y parecía descubrir en sus palabras y actos ciertos destellos de razón. Se encantaban de hablar conmigo; me hacían preguntas, a las que yo daba las respuestas que me era posible. Con circunstancias tan favorables, hice tales progresos, que a los cinco meses de mi llegada entendía todo lo que decían y me expresaba bastante bien.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s