poe y la tecnología

Nunca presumimos de puristas, si bien es cierto que el libro como objeto siempre nos pareció que emparentaba más con el mundo de las letras que cualquier publicación digital. Alguna vez incluso reivindicamos los pixeles frente a la tinta, conscientes de que la progresiva banalización de la literatura y el conocimiento en general exigía un soporte capaz de evitar un innecesario gasto de papel y, por consiguiente, de recursos útiles para otro tipo de empresas de más fuste. Pero con el paso del tiempo y la aparición de nuevos cachivaches, hemos de reconocer que la revolución, aunque no consumada aún, está comenzando a remover los cimientos de la cultura popular. Y ya no solo por esa atracción casi obsesiva por la imagen y la interactividad, sino por la calidad extraordinaria de algunas producciones que al buen amante de las historias le dejan, sencillamente, anonadado. Tal es el caso de la iPoe colectión, un puñado de relatos adaptados de Edgar Allan Poe, primorosamente ilustrados por David García Forés y disponibles en inglés, francés y español. Es difícil imaginarse una conjunción tan bonita y elegante, donde los efectos visuales y sonoros se confabulan para construir una ambientación poetiana en extremo atractiva: gritos, rayos y truenos, corazones palpitantes… combinado con el familiar soniquete de las películas de terror. Reconocemos el mérito de primorosas ediciones adaptadas como la de “La carta robada” y su indudable tirón estético, pero cuando la llamada iPoe colectión nos pone en comunión directa con la obra y la biografía de un clásico de una forma tan divertida, los ojos se nos van hacia la pantallita luminosa, es verdad. Y además gratis, por lo menos en el día y la hora en el que lo encontramos y lo “bajamos” de la red. Del mismo ilustrador y con las mismas trazas hay todavía alguna otra cosilla que nos interesaría revisar, pero el tiempo da para lo que da, y necesitamos de tan importante recurso para hacer otras cosas también muy interesantes y convenientes como, por ejemplo, pasear, escribir una carta, dar un beso, recitar la tabla de multiplicar o… leer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s