la flor de la naturaleza

flor_naturaleza_biblioluces

El empeño por cultivar a las clases pudientes llevó al poeta Jacob van Maerlant a traducir y adaptar varios textos didácticos como éste que ahora nos ocupa: Der naturen bloeme (La flor de la naturaleza), historia natural que compendiaba los saberes de mediados del siglo XIII, un repaso sobre cuerpos celestes y de los reinos mineral, vegetal y animal. Por aquel entonces, no era fácil obtener noticias del mundo y sus fenómenos. Tan solo los privilegiados que sabían leer tenían acceso a los tesauros del conocimiento que recogían parte del riquísimo legado de los pensadores clásicos, único baluarte que sustentaba las inquietudes intelectuales del hombre y la mujer de la Baja Edad Media. No olvidemos que la decimotercera centuria de nuestra época fue también la de Roger Bacon, Tomás de Aquino o Matilde de Magdeburgo entre otros. Y aunque posiblemente no hayamos dado con la perspectiva adecuada, resulta caduco y hasta ofensivo perseverar en la etiqueta de una “era oscura” para este dilatado período histórico, riquísimo tanto en el plano intelectual como en el artístico, aunque ciertamente convulso y a los ojos de un ciudadano occidental del siglo XXI, y demasiado limitado por la dificultad para difundir ideas y consolidar las distintas visiones críticas del universo, que también las hubo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s